jueves, mayo 6, 2021

Inicia fase el proyecto de Cartuja Qanat para transformar Thomas Alva Edison en un laboratorio urbano con microclima, zoco y anfiteatro

No te pierdas

Ayuntamiento de Sevilla a través de Emasese, Departamento de Urbanismo y Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales; PCT Cartuja, la Universidad de Sevilla, el Instituto Eduardo Torroja del CSIC y la Fundación Innovarcilla están a punto de empezar a trabajar en Cartuja Qanat, un proyecto para transformar la Avenida Thomas Alva Edison en un gran laboratorio con un innovador modelo de climatización y reconstruir un espacio para los ciudadanos que incluirá un anfiteatro y un zoco. El conjunto de la actuación cuenta con una inversión de cinco millones de euros cofinanciados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional a través de la Iniciativa de Acciones Urbanas Innovadoras, que aporta el 80%, mientras que el resto es asumido principalmente por Emases.

El proyecto CartujaQanat ya ha pasado por la fase de investigación y desarrollo de un proyecto innovador, diseño de intervención urbana y planificación del plan de recuperación de instalaciones públicas. A partir de estas obras, realizadas en coordinación entre todos los integrantes de esta iniciativa, se prevé la fase de obras que se prevé que comience formalmente en las próximas semanas con un proyecto anunciado por el importe de 3,5 millones de euros que ya ha sido adjudicado a Guamar y que últimas 44 semanas, para que pueda completarse en el verano de 2022, coincidiendo con el 30 aniversario de la Exposición Universal de 1992.

La avenida Thomas Alva Edison se configurará como un entorno microclimático sostenible gracias al aprovechamiento de los recursos hídricos a través de canales (infraestructura para la captación y conducción de aguas subterráneas) que contribuirán a enfriar el ambiente; un anfiteatro bioclimático, un zoco construido bajo el nivel del suelo, y superficies de jardín y pérgolas de plantas como espacios sombreados. Todo ello, utilizando técnicas innovadoras desarrolladas por los socios del proyecto. Por tanto, la intervención forma parte de una estrategia para combatir el cambio climático y transformar de forma sostenible calles y espacios públicos.

Paralelamente a las obras, y como parte esencial del proyecto Cartuja Qanat, en mayo se inicia la fase de participación en la definición de la finalidad y modelo de gestión de este nuevo espacio público, que fue concebido para convertirse en el primer laboratorio. sobre innovación, cambio climático y eficiencia energética. Por ello, es necesaria la participación de los principales agentes de Cartuje en este proceso: el Ayuntamiento de Sevilla, el Parque Científico y Tecnológico (dependiente del Ministerio de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidad) y la Universidad de Sevilla.

Como inicio de las obras y como puesta en marcha del proceso de participación, cooperación y cogestión, se celebró el primer acto público en la zona a transformar, al que asistió el Alcalde de Sevilla Juan Espadas, Rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro, director del Parque Científico y Tecnológico, Luis Pérez; El consejero del PCT Cartuja y secretario general de la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidad de la Junta de Andalucía, Pablo Cortés, director ejecutivo de Emasese, Jaime Palop; El delegado de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, Antonio Muñoz; el delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales, Juan Manuel Flores, el delegado de Transición Ambiental, David Guevara, el delegado del distrito de Triana, Encarnación Aguilar, junto a representantes de la comunidad universitaria, sector empresarial, asociaciones y colectivos y equipo de coordinación del proyecto. Para fortalecer este programa de alcance y participación, también se publicaron por esta calle las explicaciones de la intervención.

El objetivo del proyecto es restaurar la Avenida Thomas Alva Edison para el uso de la ciudadanía a través de un proyecto de innovación que la convierte en un laboratorio urbano y un lugar de encuentro para la comunidad universitaria y el sector empresarial como principales víctimas en Cartouja. Así se recuperará el anfiteatro, se acondicionará el zoco para diferentes propósitos, habrá un centro de negocios para el emprendimiento, se restaurará el ambiente y, todo esto, contará con aire acondicionado que generará un microclima utilizando nuevas técnicas, next modelo ya aplicado con éxito en la Exposición Universal 1992. El objetivo es hacer de esta acción especial de cooperación público-privada un referente para otras intervenciones en la ciudad y trasladarla a otros puntos a nivel nacional e internacional.

En su vertiente tecnológica, el proyecto Cartuja Qanat incluye componentes y estrategias innovadoras como el control solar variable, la dispersión nocturna hacia el cielo, la dispersión hacia el suelo con regeneración nocturna de la evaporación, el almacenamiento térmico en cuerdas o la producción de electricidad solar. Todo ello contribuirá al resultado de un proyecto que representa una experiencia pionera en la instalación anual de cero consumo energético y cero emisiones, proponiendo nuevos modelos de negocio combinados con el conocimiento científico para el cambio, a través de la ecoinnovación y la adaptación a nuevas soluciones de mejora del microclima. .

En particular, el proyecto Cartuja Qanat utiliza tecnologías de refrigeración asociadas a lavabos más sutiles pero más repetibles del entorno, como el suelo (refrigeración conductiva), el aire exterior durante el día (refrigeración por evaporación directa), el aire exterior durante la noche (convección / evaporación). enfriamiento) y cielo por la noche (enfriamiento por radiación). La mayor parte del estrés por calor en las áreas urbanas durante el verano proviene de la radiación solar. Para lograr condiciones de confort en un espacio público, se aplican estrategias de gestión de la radiación solar utilizando elementos sombreados que no se sobrecalienten; reducir la temperatura de la superficie de los pasajeros por debajo de la temperatura corporal y reducir la temperatura del aire (solo cuando se hayan implementado las otras dos estrategias). Además, se generan nuevas zonas verdes y elementos de sombra, utilizando, entre otras cosas, la pérgola Exgo con especies que se adaptan a las nuevas condiciones salinas del agua procedente del río Guadalquivir, que se utiliza para aportar nutrientes.

Todos estos innovadores elementos de control térmico se aplicarán en la avenida que se configura en torno a tres grandes espacios. Por un lado, el anfiteatro que se utilizó como quiosco de exposiciones durante la Expo 92. Es de forma semicircular con un diámetro de aproximadamente 28 metros y tiene capacidad para 200 personas. Se ubica en un hueco con respecto al nivel de la avenida para minimizar la entrada de aire exterior. La prisión se complementa con un muro diametral que encierra el escenario y cipreses que rodean la zona de asientos. La intervención en el anfiteatro se basa en estrategias de control climático para mitigar la temperatura del sitio.

Estas estrategias se basan en el enfriamiento por aire utilizando agua de estanques y cuerdas (infraestructura para la recolección y conducción de aguas subterráneas). Este aire se distribuye por el frente del escenario y las escaleras de las tribunas. La forma del espacio y el nivel de cerramiento permiten la creación de un «lago de aire» de baja temperatura en la zona donde se encuentran los inquilinos.

Segundo, zoco. Es un espacio rectangular de nueva creación de 750 m2. Se puede dividir en subespacios de acuerdo con múltiples patrones para permitir que se realicen diferentes actividades simultáneamente. El zoco estará ubicado a 2 metros en una depresión con respecto al nivel de la avenida para minimizar la entrada de aire exterior. El cierre se completará con barreras translúcidas en dos dimensiones principales.

Finalmente, una isla endurecida concebida como un espacio abierto con cierta linealidad que incluye una serie de elementos verticales, horizontales y de mobiliario que sirven de enlace entre el acceso a la plaza a través del muro de la calle Leonardo Da Vinci y el anfiteatro. El objetivo es crear un microclima templado a partir de tecnologías bioclimáticas innovadoras desarrolladas y probadas en este proyecto. Las soluciones instaladas en la isla endurecida fueron previamente diseñadas y desarrolladas de acuerdo con los requerimientos bioclimáticos, así como también experimentadas y modeladas para analizar su desempeño, comenzando inicialmente por el estudio y caracterización de los materiales que las componen, principalmente cerámica y hormigón.

En cuanto al uso de estos espacios, se abren según el modelo de gestión y cooperación público-privada, apoyándose en las innovaciones sociales y la participación en la definición de iniciativas. Entre otros proyectos, Cartuja Qnat será una incubadora de proyectos empresariales de PCT Cartuja con el objetivo de contribuir al desarrollo de proyectos e iniciativas que avancen en el modelo de sostenibilidad. Las intervenciones relacionadas con la calidad del aire, la gestión del agua, la movilidad y las energías renovables serán una prioridad. Los proyectos seleccionados incluyen el trabajo de PCT Cartu, que consiste en capacitación, tutoría, acceso a financiamiento, pruebas piloto y uso del ecosistema de PCT Cartu.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × 5 =

Ultimas Noticias

Joan Jordan: «No nos vamos a rendir»

El centrocampista agradeció la sensación post-entrenamiento del equipo en los últimos cuatro partidos ligueros. ...

Mas Noticias como esta