sábado, abril 17, 2021

El Ayuntamiento alcanza 66 viviendas desocupadas compradas por 3,6 millones para ampliar parque público y ya estudia otras 126 operaciones

No te pierdas

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la empresa municipal de vivienda Emvisesa, ya ha cerrado la compra de 66 viviendas por 3,6 millones de euros y ya están en marcha otras 126 operaciones fruto de la última campaña lanzada en marzo del año pasado. Se dispone de un total de 7,7 millones de euros para futuras compras que permitirán seguir creciendo el stock de vivienda pública, alcanzando actualmente 2.802 inmuebles gracias a los incrementos de los últimos años a través de programas de compra de vivienda, casas de cambio o la recuperación de pisos vacíos. Además, ya se han iniciado las obras de los primeros proyectos de vivienda nueva del plan municipal, especialmente en el campo Cisneo Alto. Estos datos fueron presentados en la última junta de la empresa municipal, junto con el balance de la oficina municipal por el derecho a la vivienda digna, que cerró 2020 con 1.660 expedientes de personas en riesgo de perder sus apartamentos y un nuevo programa de ayuda a emprendedores y Asociaciones con local alquilado a la empresa municipal. por importe de 200.000 euros.

Después de casi seis años, se evidencia la transformación de la política de vivienda en la ciudad y la reactivación que tuvo lugar en la empresa municipal Emvisesa con un importante papel de motor económico y con un marcado perfil social. Supo adaptarse a las necesidades de la ciudad en 2015, luego desarrolló medidas para contribuir a la fase de crecimiento que vivimos, y ahora ha ajustado sus prioridades para afrontar las consecuencias sociales y económicas de la crisis sanitaria. Las políticas de vivienda, que son una de las principales preocupaciones de la ciudadanía, son una prioridad para el gobierno de la ciudad ”, dijo el delegado de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, Antonio Muñoz, quien explicó algunas de las medidas que la empresa impulsó y presentó en la última junta del parque público. , la Oficina Municipal de Derecho a la Vivienda y Atención a las Consecuencias Económicas y Sociales de la Crisis de Salud, junto al delegado de Protección Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social, Juan Manuel Flores y el gerente de Emvisesa, Felipe Castro.

Estoy comprando una casa

La Empresa Municipal de Vivienda Pública inició en 2018 campañas de adquisición de viviendas desocupadas, que posteriormente se consolidaron en el Plan Municipal de Vivienda y Suelo aprobado en diciembre de ese año. El Ayuntamiento financia a través del banco y el ICO que alcanzan los 11,3 millones de euros para realizar este tipo de operaciones. Hasta el momento se han finalizado 66 expedientes, lo que supuso un pago de 3,6 millones de euros con un precio medio de compra por vivienda de 54.912 euros. Como resultado de la última campaña, a finales de 2020, ya se han recibido 355 nuevas solicitudes, de las cuales 126 han sido evaluadas como operaciones válidas que ya están en evaluación para su ejecución.

Para ello se dispone de un presupuesto de 7,7 millones de euros. Esta convocatoria está abierta y, por tanto, cualquier propietario de la ciudad de Sevilla puede contactar con él y presentar su propuesta siempre dentro de los requisitos establecidos y dentro del margen presupuestario. En este punto, las operaciones tendrán un precio máximo de 118.000 euros según la estimación de Emvisesa.

Equilibrio OMDV

En cuanto a la oficina municipal por el derecho a una vivienda digna creada en mayo de 2016, Juan Manuel Flores destacó que se “consolidó como un servicio de atención básica para familias con graves problemas en coordinación con el servicio social para asegurar que ningún familiar de la ciudad perder su hogar sin una alternativa a una vivienda adaptada a su situación socioeconómica ”.

Desde su lanzamiento se han tramitado 1.660 expedientes de personas en riesgo de perder su vivienda, de los cuales un total de 268 pertenecen a 2020. Esta cifra no representa un incremento respecto a años anteriores. De hecho, estos siguen siendo los primeros meses de trabajo de OMDV (segundo semestre de 2016 y 2017) en los que hubo más solicitudes de ayuda por el riesgo de perder una vivienda.

En relación a estos datos, Flores señaló que el 74% de los expedientes habían sido resueltos, que no había ninguna persona / familia que hubiera completado el trámite y que no hubiera llegado a un acuerdo o vivienda alternativa según sus ingresos, y que el 21% de los expedientes recibidos (361) una situación de vulnerabilidad que cumple los requisitos de ingresos para obtener un certificado de excelencia. En estos casos, tienen derecho a una vivienda social que ya haya sido tramitada o esté en trámite por Emvisesa.

Hay archivos abiertos en todos los distritos de la ciudad. Pero los más numerosos siguen siendo Cerro-Amate, Norte y Este-Alcos-Torreblanca, que también son los más poblados. De los registros registrados, los más comunes son los inquilinos con problemas para pagar el alquiler (592 casos), seguidos de las ocupaciones ilegales (427) y las viviendas en propiedad (290). La mayoría de expedientes (53%) todavía se refieren a entidades bancarias, aunque ahora los particulares llegan al 31%. En cuanto a las resoluciones, cabe señalar también que en el 12% de los casos se llegó a acuerdos con los propietarios y que solo el 4,8% se negó a entrar en este tipo de negociaciones. Este porcentaje ha disminuido en los últimos años, lo que refleja una mayor voluntad de dialogar y buscar acuerdos extrajudiciales.

Medidas de asistencia contra COVID-19

Finalmente, el consejo de administración ha debatido las medidas adoptadas por la empresa de vivienda en relación a la adaptación a las consecuencias sociales y económicas de la crisis sanitaria. Emvisesa, como titular de stocks públicos de pisos de alquiler y locales comerciales, ha ajustado su gestión durante 2020 a las consecuencias sociales y económicas de la crisis sanitaria. A lo largo del año se han establecido medidas encaminadas a proteger a los inquilinos y ajustar las prestaciones y pagos a su situación. En este sentido, el protocolo se ha articulado para que todos aquellos inquilinos que hayan sufrido una reducción de ingresos por lo que la tarifa de alquiler haya superado el 30% de los ingresos puedan acercarse a la reducción de tarifas. También ofreció un intercambio de apartamentos para hogares que no podían tomar alquiler, oportunidad que aprovecharon tres personas.

En términos de espacio comercial, Emvisesa cuenta en la actualidad con 260 locales comerciales y entidades sociales, 50 talleres en el Parque de Arte SAcro y 11 oficinas. Durante el pasado año, la empresa municipal ha gestionado protocolos para facilitar el aplazamiento y devolución del alquiler a todas las empresas instaladas. A pesar de esto, muchas empresas y proyectos tienen serias dificultades.

El objetivo de Emvisese es que la población local continúe contribuyendo a la reactivación económica y actúe como dinámica de actividad en muchos barrios. Por este motivo, la Junta Ejecutiva de Emvisese aprobó la semana pasada una convocatoria extraordinaria de ayudas por importe de 200.000 euros destinada a todos los emprendedores y entidades que dispongan de las instalaciones de Emvisese. En concreto, 170.000 euros se destinarán a emprendedores y autónomos, y 30.000 euros a entidades sociales. Ese dinero se utilizará para los costos de alquiler en dos fórmulas propuestas: una amplia moratoria en los pagos o una reducción en las tarifas. Se establecerá una escala para la concesión que evaluará el impacto que tuvo en su actividad el estado de la alarma, las inversiones realizadas, las obras o el tamaño del espacio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × cinco =

Ultimas Noticias

El Patronato participará en 2021 en los planes de sostenibilidad del destino turístico

Vicepresidente Junta de Andalucía y Consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Gobierno Local, Juan marin, confirmó ante el pleno...

Mas Noticias como esta